La Verdad

Int. Noche.

Resuelto el problema de las llaves, Alex decidió escudriñar las pertenencias de Alba, mientras ella paseaba pensativa por la cala rocosa.
Alex, nervioso, revolvió las prendas de Alba hasta qué dió con lo que buscaba, volvió a dejar todo exactamente igual, aprovechando su memoria fotográfica. Volvió al salón, avivó el fuego de la chimenea y saboreó el vino tinto.
Alba decidió.

Ext. Día.

Fín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: