El síndrome de Zelig (La gran epidemia actual, creo)

El síndrome de Zelig es una afección extraordinariamente rara, de la que existe un único caso descrito en toda la literatura médica.


El síndrome fue descrito en el hospital Clinic Villa Camaldoli de Nápoles sobre un paciente que presentaba los siguientes síntomas: Daño frontotemporal por hipoxia cerebral, desórdenes amnésicos y trastornos de la conducta que se manifestaban en un fenómeno muy peculiar de dependencia ambiental, asumiendo diferentes roles sociales según su entorno, interpretando al personaje que más encajaba en ese contexto en particular.


Según el grupo que lo describió, los síntomas se debían a una pérdida de la inhibición del lóbulo frontal cuya función es el control de la identidad del sujeto y a consecuencia de ello se producía una atracción hacia el rol social que proponía el ambiente.
En este sentido podía asumir el papel de médico entre médicos, o mimetizar el rol de psicólogos o abogados, actuando con una sorprendente naturalidad, llegando incluso a inventarse una biografía personal explicatoria.


+ > Wikipedia / Síndrome de Zelig
foto: Jordi Ferrera

3 comentarios
  1. Soy una parte de todo aquello que encontré. Pero nadie es como otro. Ni mejor ni peor. Es otro. Todos, al nacer, reciben como herencia de la especie los elementos para adquirir una personalidad específica. La vida a veces es una experiencia donde la personalidad se rompe si no la tienes fuertes. pero no vemos al mundo de manera tan simple. un dia alguien dijo "Si la personalidad humana no adquiere toda su fuerza, toda su potencia, entre las cuales lo lúdico y lo erótico son pulsiones fundamentales, ninguna revolución va a cumplir su camino." La única gran revolución es intentar mejorar uno mismo, esperando que los demás también lo hagan.amen.

  2. Al sentido místico, le añadiría filosófico (sentido místico-filosófico), aunque sean sentidos antagonistas, creo qué se unen al final del hilo. Lo qué me apasiona del síndrome de Zelig, son los resultados; un único caso. Y si observamos como actuamos socialmente, sin querer o queriendo nos mimetizamos con los qué nos rodean, y ellos con nosotros, no en un modo tan extraordinario como el del caso citado, pero bastante… ¿perdemos personalidad por el mero hecho de ser sociales?..

  3. El sentido moral, el estético y el místico desempeñan un papel muy importante en la construcción de la personalidad. Aunque la rana tomase asiento en un trono de oro volvería a zambullirse de un salto en el charco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: